viernes, 31 de agosto de 2012

Algunas verdades

Puede que todo lo demás sea mentira (o no), pero esta es una verdad: aprendí a leer para escapar del mundo y a escribir para inventarme mundos. Aprendí a refugiarme en los libros y a defenderme con las palabras. Aprendí a observar para transcribir lo escrito y a mirar los detalles insignificantes para darles significados. Escribo por placer, aunque aveces lo hago para espantar demonios. Escribo porque es lo que amo. Escribo porque es lo único que puedo hacer. La literatura, el cine, la música, el arte, me salvaron la vida. Me formaron. Fueron y son mi compañía más fieles.

Puede que todo lo demás sea mentira (o no), pero esta es otra verdad: me oculté entre libros, revistas, cds, películas y hojas escritas y rayadas por mis manos de niño- adolescente para escapar de monstruos y fantasmas que dañaron mi niñez, para sanar heridas y acallar voces, para gritar en renglones y hablar con tinta, para descifrar emociones y descubrir nuevas vías de escape. Para escapar.

Puede que todo lo demás sea mentira (o no), pero esta es una verdad: si cada uno conserva su niño interior, el mío sigue abusado... pero ya salió de aquel rincón. Y aprendió a hablar, a caminar y seguir. Aprendió a sobrevivir.

3 comentarios:

  1. hermoso, duro pero hermoso... todos somos sobrevivientes
    me encantó

    ResponderEliminar
  2. Me inspira mucha ternura lo que leo... Y me gusta!

    ResponderEliminar